Eifman Ballet
DIANA VISHNEVA: ON THE EDGE
LES BALLET DE MONTE-CARLO
Kings of the Dance Tickets
POLINA SEMIONOVA & FRIENDS
SOLO FOR TWO: NATALIA OSIPOVA & IVAN VASILIEV
MIKHAILOVSKY BALLET
MARIINSKY BALLET

Kings of the Dance

Nacho Duato en Moscú con los Reyes de la Danza
Author: RODRIGO FERNÁNDEZ
Date: November 13, 2009
Publisher: EL PAÍS

Moscú se ha convertido por tres días en el centro mundial del ballet, gracias al estreno del nuevo programa de los Reyes de la Danza, un proyecto creado por el productor estadounidense de origen armenio-soviético Serguéi Danilián en 2006.

Raras son las oportunidades en las que se puede ver en un mismo espéctaculo excelsos bailarines como el georgiano Nikolái Tsiskaridze, el bielorruso Iván Vasíliev (ambos del Bolshói), el ruso Denís Matviyenko (Maríinski), el norteamericano David Hallberg (American Ballet Theatre-ABT), el español Joaquín de Luz (New York City Ballet) o el cubano José Manuel Carreño (ABT). Más raro aún es cuando éstos interpretan piezas de no menos excelsos coreógrafos, como Nacho Duato, los rusos Borís Eifan y Leonid Yakobson, los británicos Frederick Ashton y Christopher Wheeldon, el francés Roland Petit, el mexicano David Fernández o el israelita Igal Perry.

El honor del estreno del magnífico programa de los Reyes de la Danza ha caído este año en Moscú, en el Teatro Stanislavsky y Nemiróvich-Dánchenko -el Stásik para los balletómanos-, que este año se convirtió en el primer teatro ruso donde Duato ha puesto una obra suya. Na Floresta, montado en julio pasado en el Stásik y actualmente en cartelera, está teniendo un éxito formidable en la capital rusa, con excelentes críticas y gran asistencia de público.

Duato, que ha formado una relación especial con el Stásik, ha recreado para los Reyes de la Danza su Remanso, una coreografía con música de Enrique Granados que data de 1977, cuando la montó por primera vez en el American Ballet Theatre. En el programa de los Reyes de la Danza Remanso ocupa un lugar privilegiado, ya que es la última coreografía, la que cierra el programa. Esto ha sido un gran acierto del autor del programa, ya que los críticos rusos han sido prácticamente unánimes en resaltar la coreografía de Duato como una auténtica joya. Así, Anna Galayda, la destaca como "una obra maestra de 18 minutos" que por sí sola "justifica la nueva versión de los Reyes de la Danza".

El director de la Compañía Nacional de Danza asistió al estreno en el Stásik y Duato pudo sentir una vez más el amor de los rusos que lo aplaudieron a rabiar cuando apareció junto con los grandes bailarines que interpretaron el Remanso: Hallberg, Matviyenko y Carreño. Hallberg, que pudo bailar sólo una noche en Moscú debido a sus compromisos en EE UU, ha sido reemplazado por Tsiskaridze en el ballet de Duato.

El nuevo programa, de ocho obras, sólo conserva el ballet For 4 (Para cuatro), que el genial Wheeldon hizo especialmente para el primer cuarteto de los de los Reyes de la Danza: el español Ángel Corella, el estadounidense Ethan Stiefel, el danés Johan Kobborg y Tsiskaridze. El georgiano tuvo ahora la compañía De Luz, Hallberg (reemplazado por Matviyenko en las siguientes veladas) y Vasíliev.

Es la primera vez que De Luz danzaba en la capital rusa y como explicó, estaba "muy emocionado, porque bailar en Moscú es como jugar en el Maracaná para un futbolista o salir al ruedo de Las Ventas para un torero".

A For 4 se le sumó esta vez otro ballet creado especialmente para el evento. Se trata de El Ángel Caído con coreofrafía de Eifman y música del georgiano Guiya Kancheli y el estadounidense Samuel Barber. Como relató Eifman, se trata de una obra que hizo a pedido de Tsiskaridze y para él, que soñaba con interpretar el papel de un demonio.

Como explicó Danilián, después del estreno mundial en Moscú, el nuevo proyecto viajará a otras ciudades terminará en febrero en Nueva York, después de haber pasado por varios otros países. En la segunda etapa de la gira, después de abandonar la capital rusa, se unirán al proyecto otros dos bailarines, para reemplazar a los que tienen compromisos: el canadiense Guillaume Côté (National Ballet of Canada) y el brasileño Marcelo Gomes (ABT).